Córdoba atraviesa ola de calor, estas son las recomendaciones a tener en cuenta

0
23

El departamento de Córdoba experimenta un aumento importante de las temperaturas por encontrarse en la época de transición entre la primera temporada de lluvias y la temporada seca de mitad de año, explicó el subdirector de Gestión Ambiental, CVS, Albeiro Arrieta.

Esta temporada tiene una particularidad conocida como el veranillo de San Juan, es decir, cuando las condiciones atmosféricas cambian abruptamente, se eleva la humedad relativa generando sensaciones térmicas de altas temperaturas.

La Corporación Ambiental CVS señala que en Córdoba la humedad relativa ha aumentado en un 80% y en algunas zonas del departamento ha estado hasta el 90%, lo que indica que la sensación térmica será mucho más alta.

“Habrá sensación de incomodidad sobre todo hacia el mediodía donde la radiación solar será de mayor intensidad y producirá lógicamente una merma las condiciones benéficas de un ambiente más fresco”, dijo el funcionario de la CVS.

Consecuencias en la salud: La exposición directa al sol en esta época de altas temperaturas trae consecuencias para la salud. El golpe de calor y la deshidratación son las más frecuentes. Desde la corporación ambiental recomendaron mantenerse hidratados, evitar al máximo exponerse a los rayos solares o tener la precaución de usar bloqueadores de factor solar alto, porque la radiación ha estado con índice UV por encima de 8.

Los anterior ocurre por la poca nubosidad, de acuerdo a los datos de previsiones meteorológicas ha estado por debajo del 40% en la canícula y humedad relativa superior al 68% en las horas de mayor calor.

“Las proyecciones metereológicas del IDEAM es que hacia finales del mes de agosto iniciaremos el ingreso a la segunda temporada de lluvias que se extenderá hacia septiembre y octubre”, agregó Arrieta.

La alcaldía de Montería se pronunció al respecto y dio varias indicaciones: Debido a las altas temperaturas que se vienen presentando en la ciudad, la Alcaldía de Montería recomienda las siguientes medidas para evitar golpes de calor y quemaduras por los rayos del sol:

•Evitar permanecer por tiempo prolongado bajo los rayos del sol.

•Usar sombreros o sombrillas y mantenerse en lugares frescos.

•Usar ropa ligera y de colores claros.

•Aumentar el consumo de líquidos durante la exposición a los rayos solares.

•Evitar la exposición al sol por periodos prolongados, especialmente de 11:00 a.m. a 3:00 p.m., que es cuando el calor alcanza sus niveles más altos.

• Evitar exponer a bebés y niños a los rayos directos del sol.

• Aprovechar la sombra de los árboles en las zonas verdes.

• Usar bloqueador solar en la medida de lo posible.