El espectáculo: la nueva víctima del coronavirus

0
24

El coronavirus es una realidad que mantiene en vilo a los habitantes de este planeta. En nuestro continente con los casos confirmados en Estados Unidos, Canadá, México, Brasil, Ecuador y Argentina las alertas cada vez están más encendidas, debido a que en casi dos meses la epidemia (COVID-19) se ha expandido de manera incontrolable.

Las autoridades sanitarias en Asia toman medidas para que el brote no afecte a más personas. Entre ellas, han sido cancelados eventos públicos, medida que se extiende a varios países europeos. Esto afecta a la industria del entretenimiento, ya que se han cancelado conciertos, rodajes de películas y estrenos que estaban previstos para este mes.

El grupo surcoreano BTS y los estadounidenses Green Day cancelaron su gira por el continente asiático, lo que significa pérdidas millonarias. En el caso de los surcoreanos cobran 7 millones de dólares por concierto y debían cumplir nueve presentaciones, dejando de recibir unos 63 millones de dólares. Por su parte los norteamericanos informaron que por no presentarse en Seúl, Osaka, Tokyo y Chiba dejarán de facturar 36 millones de dólares.

La semana pasada, el rapero británico Stormzy y el cantante norteamericano de R&B, Khalid hicieron lo propio en Asia, que incluían shows en Yakarta, Singapur, Kuala Lumpur y Seúl. El virus también ha afectado a la Orquesta Sinfónica Nacional de Estados Unidos, que canceló actuaciones en Japón luego de hacer lo mismo en Beijing y Shanghái.

La taquilla en China también se ha visto afectada, el primer fin de semana de febrero (cuando se propagó el virus) las entradas decayeron en un 70% en comparación al fin de semana anterior, y un 30% comparado con enero.

Las ventas diarias de boletas en Corea cayeron drásticamente a menos de 80 mil, el día que se informaron 231 nuevos casos de coronavirus.

Un hecho que evidencia el nivel de alerta que existe en Asia es el cierre temporal de las sedes de Disneyland Park en Shangái y Hong Kong. Cada parque recibe más de 11 millones de visitantes anualmente y mil millones de dólares.

La banda de K-pop Seventeen canceló su gira europea que iniciaría en Madrid y recorrería París, Lisboa, Londres y Berlín.

Rodaje de ‘Misión imposible 7’. En Venecia (Italia), donde se rodarían las escenas de la séptima entrega de Misión Imposible, la productora Paramount Pictures pospuso las tres semanas de filmación que se llevarían a cabo en esta ciudad. Informaron que la seguridad del equipo liderado por Tom Cruise “es prioridad”.

El estudio Disney también canceló indefinidamente el estreno de la versión de carne y hueso de Mulán en China, a causa del coronavirus. La película tenía programado llegar a las salas durante este mes. Esto les genera una pérdida de entre 70 y 100 millones de dólares.

El director ejecutivo de Disney, Bob Iger, declaró a la CNBC que, aunque el filme no tenga en el horizonte fecha de distribución para este país, la empresa no se plantea dejar sin estrenar la cinta en China.

“Las compañías cinematográficas que distribuyen las películas que llegan a China se han visto obviamente afectadas. Teníamos un estreno programado para marzo, Mulán, que obviamente produce gran interés en este país. Llegará a China en algún momento, pero no tenemos claro cuándo”, dijo el directivo.

Paramount, por su parte, informó que ha pospuesto el estreno de Sonic en China; mientras que Universal canceló la premiere de la última entrega de James Bond.

Una celebridad fallece. El virus, que se sigue esparciendo, ya cobró la vida de alguien allegado a la industria cinematográfica. Se trata del director de cine Kai Chang, popular por llevar las riendas de la película My Ferry (2012).

El cineasta fue declarado muerto debido al coronavirus, el cual contrajo a raíz de que sus padres y hermana se vieron infectados. Ellos también fallecieron, mientras su esposa se encuentra en cuidados intensivos.

Chang, de 55 años, falleció el 14 de febrero en el Hospital Popular Hoang de Wuhan (epicentro del brote mortal del virus), tras varias semanas luchando contra la enfermedad. El cineasta asiático dejó escrita una carta en la que cuenta el drama que vivió junto a sus seres queridos. El primero en morir fue su padre el pasado 28 de enero, cuatro días después quien dijo adiós fue su madre. Luego el turno sería para él y unas horas después fallecería su hermana.

En la parte final de la misiva que escribió mientras agonizaba, el cineasta miembro de Hubei Film Studio se despide de su hijo que vive en Inglaterra. “En mi hora de muerte, quiero decirte hijo mío que cuides de la vida de tu madre, sé un buen esposo y ama a tus hijos. Adiós a los que amo y a los que me aman”, dijo.

En su comunicado, Hubei Film Studio describe al realizador como un colega muy respetado y su deceso una pérdida dolorosa.

Su efecto en Netflix. El gigante del streaming, según informa Deadline, medio especializado en cine y entretenimiento, tenía previsto grabar en Italia una parte del largometraje Red Notice (Noticia roja), pero la incertidumbre por la epidemia ha llevado a buscar alternativas.

Esta cinta, que cuenta en su reparto con celebridades como Dwayne Johnson, Gal Gadot y Ryan Reynolds, es considerado uno de los megaproyectos en los que Netflix ha invertido unos 150 millones de dólares. Tras este inconveniente aún no cuenta con fecha de estreno.

La cuna de Da Vinci es uno de los países más afectados por el coronavirus y, al cierre de esta edición, según las últimas cifras oficiales divulgadas por Protección Civil, 52 personas con coronavirus han fallecido.

Respecto a Red Notice, el medio especializado en noticias de famosos TMZ aseguró que las estrellas de la cinta están volando en aviones privados para reducir el riesgo de contraer el coronavirus. Lo anterior ha elevado los costos en la producción en unos tres millones de dólares, debido a que el equipo de producción tampoco utiliza vuelos comerciales.

“Admiro la ambición de Netflix por convertirse en uno de los estudios más grandes en todo el mundo. Su desenfrenado entusiasmo por Red Notice corresponde igualmente con su compromiso para entretener al público a escala internacional”, dijo el director de la cinta, Rawson Marshall Thurber.

Sin embargo, no todas las noticias son malas para Netflix a causa del coronavirus. Se cree que con las políticas de salud impidiendo a las personas salir de sus casas y las salas de cine vacías, una de las opciones para entretenerse por ejemplo en países como México, donde las alertas se mantienen disparadas, sería ver el servicio de streaming desde la comodidad del hogar.

El virus también ha provocado que el mercado bursátil experimente una terrible caída desde la semana, causando así la peor venta de Wall Street en nueve años (vía Comic Book). No obstante, no todo ha sido malo en la bolsa de valores y Netflix salió victorioso ya que sus acciones aumentaron un 0.8 por ciento.

Pero el hecho de que la gente permanezca en sus casas no es lo único que hace que Netflix se beneficie. Al menos en Estados Unidos, le ayuda el precio que maneja en el mercado por sobre su competencia. En este rubro, empresas como Amazon, Facebook, Peloton y Slack son todas beneficiarias potenciales gracias al brote. “Netflix es un beneficiario obvio si los consumidores se quedan en casa debido a las preocupaciones por el coronavirus (virus COVID-19), y esto se ha reflejado en un rendimiento considerable del precio de las acciones”, dijo Dan Salomon, analista de BMO Capital Market.