Esto dijo el Presidente Duque sobre el reclutamiento de menores

0
5

El narcotráfico, cuando llega a regiones con los cultivos de uso ilícito, lo que está es arrebatándole a la agricultura lícita sus productores y sus hijos.

Llegan también a destruir el ecosistema, porque poco se habla en Colombia que para producir una hectárea de coca, se destruyen casi dos hectáreas de selva tropical. Se hacen, además, irresponsables y ecocidas vertimientos de químicos. De eso poco se habla.

Pero, además, detrás de estas estructuras están los grupos armados organizados, como el Eln, como los residuales, como las disidencias, como ‘Los Pachenca’, como ‘Los Pelusos’ o como ‘Los Puntilleros’, que los hemos enfrentado con toda la determinación y no dejaremos de hacerlo un solo día de Gobierno.

Porque son esas estructuras las que también quieren arrebatarle los hijos al campo, que los reclutan ilegalmente y se los llevan después al servicio de cabecillas, que los quieren convertir en máquinas de guerra, pero, además, convertirlos en escudos humanos de sus fechorías.

Y, además, buscan someter a esos jóvenes a los designios podridos, de almas podridas por la corrupción, para que entren a esas estructuras.

La seguridad implica enfrentar a esos cabecillas. Por eso, en estos 15 meses de Gobierno, muchos de ellos han caído y han sido llevados a la justicia, con el trabajo de los héroes de Colombia.

Yo creo que nosotros debemos, todos los colombianos, unirnos en rechazar esos reclutamientos de menores; unirnos, porque esa ha sido una práctica histórica del terrorismo en Colombia. Esa ha sido una práctica deleznable sobre la cual esperamos que, primero, se surtan todas, absolutamente todas, las investigaciones de lo que ocurrió en otrora, y que muestre que hay verdaderamente un sentimiento de conducta condenada.

Pero, además, que seamos claros no solamente en denunciar, sino en judicializar a esos cabecillas que hoy siguen con esas prácticas, y que las hacen única y exclusivamente para buscar la protección de sus actividades ilícitas.

Nosotros queremos seguir llegando al campo con una Policía y una Fuerza Pública fraterna, con los cuerpos de ingenieros; llegar al campo a generar esa fraternidad. Y no vamos a desfallecer, porque nuestra aproximación al campo es integral: seguridad y justicia como bienes públicos, pero también el brazo social.