Permitió que su esposo violara a sus hijas durante tres años, y las golpeaba cuando se negaban

0
58

A 32 años y seis meses de prisión fue condenada la madre que permitía que su esposo violara a sus dos hijas de 13 y 15 años,  cuando estas ponían resistencia las golpeaba y sometía a los vejámenes sexuales. La desalmada madre también obligó a planificar a las menores ya que su esposo accedía sexualmente a sus hijastras sin protección.

El hecho se registró en Bogotá y fue puesto en conocimiento de las autoridades hace cerca de un año  por un defensor de familia adscrito al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF),  el 10 de marzo de 2017. Sin embargo la historia se hizo pública hoy jueves 15 de marzo, luego de la audiencia  realizada este martes, en la que también condenaron al violador a 30 años de prisión.

La pareja juró ante la Fiscalía que la convivencia en el hogar era normal, como cualquier familia e insistió que les daban un “trato amoroso y correcto” a las menores.

No obstante las investigaciones y el testimonio de la menor de 15 años indicó que  desde hace tres años el padrastro abusaba sexualmente de ella. Además, confesó que su mamá la golpeaba cuando ella, y su hermanita se negaban a acostarse con su padrastro.

Además  La Fiscalía General demostró el abuso y acceso carnal violento con testimonios de otros familiares, vecinos y las  mismas víctimas; así como con los informes rendidos por tres psicólogas, un trabajador social,  tres médicos y un defensor de familia.

De igual forma  las especialistas del ICBF, quienes tuvieron contacto con las menores afectadas, afirmaron que las niñas se veían muy  tristes. Detallaron en sus diagnósticos y reportes que,  “en un comienzo eran evasivas y retraídas por la manipulación de su madre, quien las amenazaba y las dominaba en sus voluntades”. Aunque las menores negaban todo por miedo, siempre lloraban en la mitad de las entrevistas y contaban los detalles de las agresiones  a las que eran sometidas.

El juez 20 de conocimiento indicó, “es inconcebible que una madre haya permitido los ultrajes y vejámenes contra sus hijas, a quienes obligó a planificar porque su compañero permanente no usaba protección”.

Por tales hechos el juez ordenó enviar a los condenados a la cárcel El Buen Pastor  y a la Modelo donde purgaran sus penas por los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado, en concurso con acto sexual con menor de 14 años y acceso carnal violento.

Vía La Lengua Caribe.